miércoles, 21 de agosto de 2013

Juan GÓMEZ DE BARO

En el Portal de Archivos Españoles está disponible una copia la ejecutoria del pleito* litigado por Juan GÓMEZ DE BARO, vecino de ArgüébanesCantabria, con Alonso Rodríguez, vecino de Mogrovejo Cantabria, sobre que se deje libre y desocupada una heredad perteneciente a Elvira Gómez, mujer del primero. Dicha ejecutoria tiene fecha 19 de mayo de 1593 y refiere claramente al Juan DE BARÓ que se menciona en otra entrada, así que podemos rectificar su nombre y conocer su lugar de residencia.




Por otro lado, en el mismo sitio, pero con fecha 17 diciembre 1575, se guarda copia de la ejecutoria del pleito** litigado por Catalina, Elvira y Juana Gutiérrez, hermanas, con Juan de Baro, todos vecinos de PotesCantabria, sobre la propiedad de un molino, casa y huertas que quedaron de Catalina Gutiérrez, madre de las primeras. Así, podría inferirse que Juan GÓMEZ DE BARO era hijo de Catalina GUTIERREZ. 

Finalmente, y también en la misma webpage, hay una copia de la ejecutoria del pleito*** litigado por Juan Bravo de Cossío, vecino de San Vicente de La Barquera, Cantabria, con Diego GÓMEZ DE BARO, vecino de Potes, Cantabria.  No es posible determinar si Diego era hijo de Juan, pero si podemos confirmar que se trata efectivamente de la familia GÓMEZ DE BARO. También, si tenemos en cuenta el pleito de hidalguía mencionado más abajo, que los COSSÍO y los BARO estaban de alguna manera relacionados.

Un dato a tener en cuenta si queremos determinar si los BARO de Liébana están emparentados con los de Boñar.

*    ES.47186.ARCHV/1.8.1//REGISTRO DE EJECUTORIAS,CAJA 1739,11
**   ES.47186.ARCHV/1.8.1//REGISTRO DE EJECUTORIAS,CAJA 1323,54
***  ES.47186.ARCHV/1.8.1//REGISTRO DE EJECUTORIAS,CAJA 1901,54

domingo, 18 de agosto de 2013

Los BARO de Liébana


Además de los BARÓ de Turieno que aparecen en el trabajo de investigación mencionado en otra entrada, en el pleito de hidalguía (1735) de Vicente de COSSÍO, vecino de Castro de Urdiales, Cantabria, nacido en Santo Toribio de Liébana, Cantabria, el 27 de enero de 1709, se señalan algunos otros BARO.

En efecto, Vicente (y sus hermanos Felipe y Manuela) era hijo de Felipe de COSSÍO y de Catalina de VARÓ, nacida en Potes (Santo Toribio) el 8 de noviembre de 1680, hermana de Simón y de Escolástica, e hija de Juan de BARÓ y Catalina POLLAYO. 

No es uno de los patronímicos que estoy investigando, pero ya que aparece la información en el mismo documento, agrego los datos correspondientes a COSSÍO. Felipe de COSSÍO, nacido en Potes (San Vicente) el 10 de marzo de 1690, era hijo de Juan de COSSÍO y de Juana GUTIERREZ (fallecida el 14 de noviembre de 1733). Juan y Juana se habían casado en Potes (San Vicente),  el 1 de enero de 1684. A su vez, Juan de COSSÍO era hijo de Juan de COSSÍO y de María de COLMENARES; y Juana GUTIERREZ era hija de Juan GUTIERREZ y María SANCHEZ de CASO, de Peñarrubia, Cantabria.

En cuanto a los BARO, por suerte no todos los de la zona se llamaban Juan !!! En una ejecutoria aparece Sebastián de BARO, vecino de Potes, Cantabria, en un pleito con Rubín de FLORANES.



Todavía resta determinar si los BARO de Liébana (Turieno, Potes, etc.) están relacionados con los mios de Boñar. Habrá que seguir investigando !

domingo, 16 de junio de 2013

El Catastro de Ensenada

Desde el año 1749 se realizó, en los 15.000 lugares con que contaba la Corona de Castilla, una minuciosa averiguación a gran escala de sus habitantes, propiedades territoriales, edificios, ganados, oficios, rentas, incluyendo los censos y las características geográficas de cada población. Fue ordenada por el rey Fernando VI a propuesta de su ministro el Marquésde la Ensenada y recibe el nombre de Catastro de Ensenada. El mismo es consultable online en el Portal de ArchivosEspañoles.


Para esa fecha, mis antepasados estaban ya instalados en Cabreros del Río, León. Así, aparece listado, el 1 de febrero de 1753, mi sexto-abuelo Francisco de BENAVIDES. No aparece, sin embargo, mi quinto-abuelo Ignacio de BARO y GUZMÁN, nacido allí el 26/08/1709, yerno del mencionado.

Tampoco aparece ningún BARO ni en Candanedo, ni en Luján, ni en Palacio de Valdellorma, ni en Vegaquemadade Boñar, lo cual podría indicar que no hubo descendencia en esos pueblos, aún cuando Felipe de BARO, Bartolomé de BARO y Pedro de BARO, todos hijos de mis séptimos-abuelos Francisco de BARO (n.15/08/1656) y Catalina FERNÁNDEZ, vivieron allí, al menos por algún tiempo.

Si aparece, en cambio, algún pariente lejano en Palazuelo de Boñar, como es el caso de Manuel de BARO y de Fernando de BAROAlguien tiene registro de la ascendencia y/o descendencia de ellos?  

Impresionante recopilación de archivos parroquiales españoles

Recientemente me he topado con un impresionante recopilación de los archivos parroquiales españoles. 

En ella queda constancia, por ejemplo, de que la iglesia de Cabreros del Río, León guarda registro de los bautismos desde 1654, de los matrimonios desde 1697, y de las defunciones desde 1730, o que la parroquia Boñar, León hace lo propio desde 1566, 1678, y 1621 respectivamente. No veo la hora de poder consultar la obra.

La nueva Guía de los Archivos de la Iglesia en España, primer volumen de la colección de «Instrumentos Informáticos de Consulta de los Archivos de la Iglesia en España», contiene la descripción detallada y actualizada de los ciento setenta archivos eclesiásticos mayores de España (los catedralicios, los diocesanos, los monásticos y los conventuales) y una aproximación al elenco de los primeros registros de los libros de bautismo, confirmación, matrimonios, defunciones y de fábrica de los 23.000 archivos parroquiales que pertenecen a las sesenta y siete diócesis de la Iglesia en España.

La Asociación de Archiveros de la Iglesia Española, institución de la Conferencia Episcopal Española, publicó en el año 1985 la primera Guía de los Archivos y Bibliotecas de la Iglesia en España. Esta obra se ha convertido en instrumento imprescindible de consulta tanto a escala nacional como internacional, y desde hace años se encuentra agotada. Dicha obra constaba de dos volúmenes con un total de 923 páginas, en donde se realizaba una somera descripción de los archivos mayores y las bibliotecas eclesiásticas, incluyendo también el curriculum de los respectivos responsables. Durante el año 2000 la Asociación de Archiveros de la Iglesia en España, con la producción del Archivo Diocesano de Barcelona y con la colaboración del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, ha llevado a cabo una nueva edición, actualizada y en formato de CD, próximamente interactiva en Internet.

Por tanto, la nueva edición, bajo el título Instrumentos informáticos de consulta de los archivos de la Iglesia en España, vol. I, contiene actualizados los datos descriptivos de los archivos eclesiásticos mayores de España y aporta la novedad de listar los aproximadamente 23.000 archivos parroquiales del estado con las fechas de los primeros libros sacramentales y de fábrica que conserva cada uno. También contiene información auxiliar, tal como si están microfilmados, si están concentrados en el diocesano, si hubo pérdidas durante la guerra civil de 1936 a 1939, etc.

En la elaboración de esta guía han colaborado, a lo largo de más de tres años, más de un centenar de archiveros, bajo la dirección de José Mª MARTI BONET, Archivero diocesano de Barcelona y Presidente de la Asociación de Archiveros de la Iglesia en España.

Felicitaciones por el trabajo ! Estoy convencido de que será de enorme utilidad para los genealogistas. 

lunes, 6 de mayo de 2013

Gregorio BARO


El Dr. Gregorio Baró fue un científico nacido en Córdoba, Argentina, en el año 1928 y fallecido en Buenos Aires, Argentina, en el año 2012. 

Hijo de españoles originarios de Cabreros del RíoLeón, Españacompletó una licenciatura seguida de un doctorado en química en la Universidad de Buenos Aires, aprobando su tesis en 1961, bajo la dirección del profesor Adrian Aten del Instituut voor Kernphysisch Onderzoek, en Amsterdam, Países Bajos, y con una beca completa del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Argentina) (CONICET).

A continuación realizó estudios postdoctorales bajo la dirección del profesor Walter Seelmann-Eggebert, discípulo del Premio Nobel Otto Hahn, en el Instituto Balseiro y el Centro Atómico Bariloche; y en Bombay, India, a cargo de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Por su destacada labor científica fue nombrado Investigador Emérito por la Comisión Nacional de Energía Atómica, institución en la que trabajó más de 40 años y de la que fue director. Asimismo, la Universidad Mayor de San AndrésBolivia lo nombró Doctor honoris causa de Radioquímica

Entre todos sus logros, quizás el más trascendente sea el descubrimiento de nuevos isótopos de rutenio, de rodio, de renio, de tungsteno, y de osmio, y el desarrollo de un agente de contraste para resonancia magnética.

Fuente: Wikipedia

sábado, 16 de febrero de 2013

El quesuco de Baró

En Liébana, Cantabria, fabrican un pequeño queso o quesuco llamado Baró.


Se trata de un queso semiduro, de forma cilíndrica, que contiene leche de vaca y de cabra. Su sabor, según parece, es suave y algo dulce, aunque a veces se ofrece ahumado. Me encantaría probarlo !



Queso Baro, DOP

sábado, 2 de febrero de 2013

Los BARO de Boñar


El 31 de marzo de 1597, Bartolomé GUTIÉRREZ CAMPOHERMOSO, clérigo, Alonso GARCÍA, clérigo y racionero de la catedral de León, Martín DIEZ y su mujer, vecinos de Deveza de Boñar, León, y herederos de Ana GARCÍA, hija de Bernardo GARCÍA, entablan un juicio contra Pedro de QUIRÓS, mayordomo de Juana de GUZMÁN y Gabriel NUÑEZ de GUZMÁN, y Pedro de BARÓ, vasallo de ellos, vecinos de Palazuelo de Boñar, León, sobre la posesión de un préstamo por diez años concedido por la mencionada Juana de GUZMÁN.

Una treintena de años más tarde, el 13 de octubre de 1628, Alonso de BARÓ, hijo de Pedro de BARÓ, vecino de Palazuelo de Boñar, León, solicita el traslado de la ejecutoria para presentarla en un pleito que trata con Melchor GUTIERREZ, hijo de Bartolomé GUTIERREZ CAMPOHERMOSO.

Esta información se desprende de un documento consultable en el Portal de Archivos Españoles. La caligrafía y las abreviaciones, sin embargo, hacen bastante difícil la lectura para alguien que no está entrenado, así que lamentablemente no he podido transcribirlo por completo.

Pero es importante rescatar algunos datos pues mi antepasado Juan de BARO, nacido en Palazuelo de Boñar, León, circa 1630, bien podría ser hijo de Alonso (nacido hacia el año 1600) y nieto de Pedro (nacido aproximadamente en 1570). Esto indicaría asimismo que los de BARO (o de BARÓ entonces) estuvieron radicados en el Valle de Boñar (Palazuelo, pero también Vegaquemada, Candanedo, Devesa, La Losilla, y Lugán), al menos, por cinco o seis generaciones y no sólo de paso como creía hasta ahora.

Al mismo tiempo estoy mirando un artículo de la Dra. Rosana VASSALLO (2004) intitulado “Diferenciación social campesina en concejos de abadengo (siglos XIII-XVI)” y publicado en Mundo Agrario. Revista de estudios rurales, 5,(9), en el cual analiza, entre otros documentos, un testamento de 1511 de Juan de BARÓ, de Turieno, en Val de Varó, Liébana, Cantabria, a apenas 50 km de Boñar. La investigadora señala que el personaje era alcalde de vasallos del monasterio de San Toribio y estaba casado con Elvira GÓMEZ; siendo sus hijos: Juana, casada con Ferrán LÓPEZ DE LAMADRID, fallecida y con hijos, Juan, que lo sucedió como alcalde, Elvira, Toribio, y Catalina, nacidos todos a fines del siglo XV. Habrá algún vínculo entre éstos y Pedro de BARÓ, vasallo de los GUZMÁN? 


miércoles, 1 de agosto de 2012

Más sobre los orígenes del apellido BARO

La genealogía tradicional* sostiene que el apellido “Baro” (también “Baró”, “Varo” o “Varó”), sería toponímico, y que tendría su origen en el lugar de Baró, hoy despoblado, en Burgos; más precisamente en el lugar que se conoce como Quincoces de Yuso, en la comarca de Merindades, partido judicial de Villarcayo, en el Valle de Losa.

Puente romano en Quincoces de Yuso, Burgos, España
Los mismos investigadores señalan que varias líneas se esparcieron por Cantabria y León, y que sus miembros participaron en la conquista de Córdoba en el año 1236 junto al rey Fernando III, el Santo.

Conquista de Córdoba, 1236
Así, pareciera que el apellido “Haro” y el apellido “Baro” fueran, en realidad, uno solo, pues es Diego López III de Haro, quinto Señor de Vizcaya, quien acompaña a su tío, el rey Fernando III, en la conquista de Córdoba. No existe registro de ningún "Baro" en dicha expedición. La Casa de Haro se originó en La Rioja: Diego López de Haro El Bueno, nacido hacia 1162, hijo de Lope Diaz, nieto de Diego López y bisnieto de Lope Iñiguez, se instaló en el señorío de Haro que el Rey Alfonso VI de Castilla donó a su abuelo, y dotó a la familia de un escudo. De hecho el blasón tiene dos lobos (en alusión al nombre "Lope"), al que uno de sus descendientes, Nuño Díaz de Haro, luego agregará flores de lis. No es de extrañar que los Baro, varias generaciones después, eligieran para su blasón los mismos elementos.

Blasón "López de Haro"
Blasón "Diaz de Haro"
Blasón "Baro"
Por otro lado, Gaspar Roig (1855) en "Historia General de España" (p.460) da cuenta de la instalación hacia el 1300 de Lope Díaz de Haro en Villalba de Losa, Burgos, en la vecindad de Baro, Teza y Villacián. Más interesante aún, Villar y Pascual (1864) en "Diccionario histórico, genealógico y heráldico de las familias ilustres de la monarquía española "(p. 221) señala que para la misma época Inés de Haro contrajo matrimonio con Pedro Nuñez de Guzmán e Ibañez, Señor de Guzmán, de Aviados, de Toral y, justamente, Señor del Valle del Boñar, en donde nació el más antiguo antepasado del que tenga constancia: Juan de Baro, casado con María Diez, nacido en Palazuelo de Boñar, León, aproximadamente en 1630.

Interesantemente, en el Portal de Archivos de España (Referencia ES.47186.ARCHV/1.8.1//REGISTRO DE EJECUTORIAS,CAJA 1829,53) existe un registro del año 1597 entitulado “Ejecutoria del pleito litigado por Bartolomé Gutiérrez Campohermoso, clérigo, Alonso García, clérigo y racionero de la Catedral de León, Martín Diez y su mujer, vecinos de la Devesa de Boñar, como herederos de Ana García, hija de Bernardo García, con Pedro de Quirós, mayordomo de Juana de Guzmán y de Gabriel Núñez de Guzmán, y Pedro de Baró, vasallo de ésta, vecinos de Palazuelo (León), sobre la posesión de un préstamo por diez años concedido por Juana de Guzmán” que contiene una petición de traslado de esta carta ejecutoria hecha por de Alonso de Baró, vecino de Palazuelo (León), hijo de Pedro de Baró, para presentarla en el pleito que trata con Melchor Gutiérrez. De esta manera, pareciera que los Baró siguieron relacionados con los Guzmán como vasallos dos siglos después, y luego, en el siglo XII, como familia cuando Pedro de Baro Fernández, nacido en Candanedo de Boñar el 15 de enero de 1682, contrajo matrimonio con Isabel de Guzmán y se instaló en Cabreros del Río, León.

Sin embargo, la Enciclopedia Románico Digital da cuenta de la existencia de otro pueblo llamado Baró en el antiguo valle de Valdevaró, al que dio nombre, entre Potes y Camaleño, en Cantabria, mucho más cercano a Boñar que el otro pueblo del mismo nombre en Burgos. Dicha enciclopedia señala que Sanchez Belda (1948) reseña la existencia de la iglesia de Santa María de Baró en un documento de donación de bienes del año 831. Asimismo, el autor documenta la existencia del pueblo en una carta de venta de una viña a los monjes de San Salvador del año 928: “vinae in villa Varo locum prenominatum iusta casa de Sancta Maria”. Más aún, la enciclopedia indica que Fernando Petriz era Señor de Baró y de Cillorigo en el año 1125 y que en 1162 era el conde Gómez González, alférez y mayordomo del rey Sancho III de Castilla, quién tenía autoridad en Baró.

Baró, Cantabria
De esta manera, existe un pueblo y un toponímico Baró en Cantabria bastante tiempo antes que el de Burgos. De todas maneras, pocos kilómetros al sur de Haro y también en La Rioja, existe un pueblo llamado Alfaro. Etimológicamente el nombre de Alfaro parece venir de la expresión árabe Al-Faruh que quiere decir “faro” o “atalaya”. En época romana fue llamado Gracurris. La situación geográfica de este lugar da pie a pensar en lo correcto de la anterior etimología ya que su situación es privilegiada en cuanto a la observación de toda la zona de la ribera del Ebro. Podría ser entonces que los apellidos “Haro” y “Alfaro” estuvieran relacionados y fueran entonces anteriores al lugar de Baró en Cantabria, aunque no dieran origen al apellido hasta muchos siglos después. De hecho, algunos genealogistas señalan que el apellido “Alfaro”, al igual que “Baro”, “Baró”, “Varo” y “Varó, provendría de “Haro”. Habrá que determinar ahora si es efectivamente así (ver también "Consultas")


Enciclopedia Heráldica y Genealógica Hispano-Americana de Alberto y Arturo García Carraffa. Diccionario Hispanoamericano de Heráldica, Onomástica y Genealogía de Endika de Mogrobejo. Repertorio de Blasones de la Comunidad Hispánica de Vicente de Cadenas y Vicent. Nobiliario Español de Julio de Atienza, Barón de Cobos de Belchite. Diccionario de apellidos y escudos de Cantabria de María del Carmen González Echegaray y Conrado García de la Pedrosa. Escudos de Cantabria de María del Carmen González Echegaray. Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España de Francisco Piferrer. Sección de hidalguía de la Real Chancillería de Granada de Pilar Núñez Alonso. Pleitos de hidalguía que se conservan en el Archivo de la Real Chancillería de Valladolid del siglo XVIII de Vicente de Cadenas y Vicent. Diccionario Heráldico y Nobiliario de los Reinos de España de Fernando González-Doria.

martes, 29 de noviembre de 2011

Acerca de Benito BARO

Graciela Baro, hija de Benito Baro Bullo, gentilmente nos envía esta interesante información sobre uno de los primeros Baro nacidos en Argentina. Él no aparece en los censos, pero era uno de los ocho hijos de Benito Baro, abogado, y de Josefa Bullo, ambos de San Nicolás, provincia de Buenos Aires. Algunos de ellos, en cambio, si aparecen listados en una entrada previa de este blog.

No debe confundirse este Benito BARO, nacido en Argentina, con mi tatarabuelo Benito BARO, nacido en Cabreros del Río, León, circa 1825.


Benito BARO (1863-1953)

Benito Baro, que dejó de existir a los 90 años el 12 de agosto de 1953, fue un trabajador infatigable. Huérfano y desvalido, lo crió con amor entrañable su abuela, ingresando a la escuela Nº 1 de Manuel Fernández Gandara, de donde paso a la de Leopoldo Grillo.

Completo sus conocimientos en el Seminario Conciliar de Buenos Aires en 1876, estudiando Humanidades durante tres años, pasando de allí al Convento de Santo Domingo. Concluida su educación en 1881, fuese a Mendoza, dedicándose durante dos años a tareas comerciales y emprendimiento después de trabajos de campo en la provincia de Santa Fe.

Posteriormente se instaló en Pergamino como telegrafista del F.C. Provincial durante cinco años. Al dejar el puesto compró en aquella ciudad una cocheria.

El 6 de enero de 1891 abrió sus estudios de asuntos jurídicos con el Dr. Domingo Susviela y con el mayor Dalmiro Castex. Cuando se inauguró el edificio municipal de la ciudad de Colon, concurrió a ese acto de presentación de la comuna de San Nicolás, en su carácter de Vicepresidente del Concejo Deliberante, pronunciando un elocuente discurso. También despidió los restos de Juan Manuel Argerich en nombre del municipio.

Fue por muchos años apoderado de la Intendencia y perteneció por largo tiempo al Consejo Escolar, abonado de su peculio los sueldos de los maestros cuando se encontraban atrasados. Ha sido apoderado del Banco Español del Rió de la Plata durante dieciocho años y, por espacio de dos años y ocho meses, desempeño el cargo de Juez de Paz, con honorabilidad y competencia.

No obstante su laboriosa actuación pública, ninguna representación estuvo presente en las exequias, con la salvedad del Colegio de Procuradores que designó su orador a contador don Pedro Cerrutti.

Desapareció con don Benito Baro un caballero gentil, cumplido y jovial, de idiosincrasia inconfundible y hasta hace poco se lo veía concurrir con frecuencia en los sitios d reunión y buena sociedad en donde se lo distinguía por su don de gentes.

Fuente: www.buscandohistoria.com.ar/Biografias/b.htm#Baro,%20Benito

jueves, 3 de noviembre de 2011

Algo sobre los motes de Cabreros del Río

Hace un tiempo me preguntaba sobre los orígenes de los motes que llevan algunas familias en Cabreros del Río, León, en particular respecto del sobrenombre "gocho".

Algunos en el pueblo estiman que el mismo podría venir de María Baro Liébana (n. circa 1910), a quien llamaban "la gocha". A partir de ella, tanto a sus hermanos como a su marido y a todos sus descendientes, se los conocería como "gochos". 

Pero el término "gocho", según la Real Academia Española, es familiar para "cerdo", "cochino", "puerco" o "chancho", como decimos en Argentina.

¿Alguien tendría alguna fotografía de la gocha para comprender mejor porqué la llamaban así?

domingo, 16 de octubre de 2011

Los orígenes del apellido RUBIO

RUBIO es uno de los cien apellidos más difundidos en España e Hispanoamérica. Los genealogistas no se ponen de acuerdo sobre sus orígenes, aunque la mayoría indica que es de Asturias, particularmente de Cañamar y de Gijón. Pascual Rubio, de Cañamar, Consejo de LLanes, por ejemplo, tomó parte en las conquistas de Úbeda y Baeza en el siglo XIII, junto al rey Fernando III de Castilla, el Santo.

Los orígenes, sin embargo, parecen ser más remotos. Algunos autores consideran que se trataba de un apodo y creen que es de época visigoda, más precisamente de un individuo que acompañó a don Pelayo en las montañas asturianas, punto de partida para la Reconquista. Otros autores, en cambio, piensan que surgió a partir del pretor Ulterior Pluvio Carisio y que los años fueron transformando "Pluvio" en "Rubio".

El patronímico tiene probada su hidalguía varias veces y su escudo o blasón está cuartelado; el 1º y 4º en campo de gules, una torre de plata aclarada en azur, y el 2º y 3º, en campo de plata, una flor de lis de azur. Por su parte, los Rubio de Laredo, Santander, tienen como armas en campo de plata un árbol de sinople y, en el tronco, un escudete de azur con cinco panelas de oro.

De alguna manera, los Rubio pasaron a León. En mi genealogía aparece Gaspar Rubio, nacido aproximadamente en 1660 en Campo de Villavidel, y casado con María Melón. Ellos eran dos de mis séptimos -abuelos y sus descendientes se emparentaron con las familias Miguelez y Baro, de Cabreros del Río, y Álvarez, de Villalobar, entre otros. Así, su hijo Juan Rubio Melón se casó con María González Muelas y tuvieron, al menos, un hijo llamado Miguel que nació en 1724 y se casó algunos años después con Lucía Miguelez Carpintero. A su vez, Miguel Rubio González tuvo seis hijos, todos nacidos en Cabreros del Río: María Josefa (1763), Juana (1765), Escolástica (28/04/1767), Catalina (1769), Antonio (1772), y Manuela (22/10/1779). Algunos de ellos se instalaron luego en Jabares de los Oteros y Rebollar de los Oteros, en donde viven todavía hoy, sus descendientes.


jueves, 31 de marzo de 2011

Apellidos patronímicos españoles

Los apellidos patronímicos son aquellos derivados de un nombre propio, generalmente el del padre. En español se conforman a partir de una raiz y del sufijo “ez”, aunque también se encuentran algunos terminados en “az”, “iz”, y “oz”. Sin embargo, no todos los apellidos con dichas terminaciones derivan de un nombre; “Chavez”, por ejemplo, no se origina el “Chavo”, si no en el gallego “Chaves” (llaves).


A continuación, se listan los apellidos patronímicos españoles más difundidos, seguidos del nombre propio correspondiente entre parétesis:



  • Adánez (Adán)

  • Álvarez (Álvar, Álvaro)

  • Alejándrez (Alejandro)

  • Ansúrez, Anzures (Ansur)

  • Antolínez (Antolín)

  • Antúnez (Antón)

  • Benéitez (Beneito, Benito)

  • Benítez (Benito)

  • Bermúdez (Bermudo)

  • Blázquez (Blas)

  • Díaz, Díez, Diéguez (Diego)

  • Domínguez (Domingo)

  • Enríquez (Enrico y Enrique)

  • Estébanez (Esteban)

  • Estévez (Esteve, Estevo, Esteban)

  • Fernández (Fernán, Fernando)

  • Galíndez (Galindo)

  • Gálvez (Galve, nombre hispano-árabe)

  • Garcés, Garcez (García)

  • García (Garcí, Garzo)

  • Giménez, Jiménez, Ximénez (Gimeno, Jimeno, Ximeno)

  • Gómez (Gome)

  • González (Gonzalo)

  • Gutiérrez (Gutier, Gutierre)

  • Henríquez (Henrico, Henrique)

  • Hernández (Hernán, Hernando)

  • Ibáñez (Ibaño, Iván)

  • Íñiguez (Íñigo)

  • Juárez (variante de Suárez, Suero)

  • Láinez (Laín) López (Lope, Lopo, ‘lobo’)

  • Márquez (Marco, Marcos)

  • Martínez (Martín)

  • Méndez (Mendo)

  • Menéndez (Menendo) y Meléndez, variante

  • Miguelez (Miguel)

  • Mínguez (Mingo o Domingo)

  • Muñoz (Munio)

  • Núñez (Nuño)

  • Ordóñez (Ordoño)

  • Páez (Payo)

  • Peláez (Pelayo)

  • Pérez (Pero, Pedro)

  • Ramírez (Ramiro)

  • Raimúndez (Raimundo, Ramón)

  • Rodríguez (Rodrigo o Roderico)

  • Ruiz (Ruy, Roy o Roi)

  • Salvadórez (Salvador)

  • Sánchez, Sáez, Sáenz, Sainz, Sanz, Sanchis... (Sancho)

  • Suárez (Suero)

  • Valdez, Valdés (Valdo, Waldo, rey visigodo)

  • Vázquez (Vasco)

  • Velázquez (Velasco)

  • Vélez (Vela)

  • Yágüez (Yagüe y Yago)

  • Yáñez (Juan, a través de Ioannes)

Fuente: Wikipedia

sábado, 1 de enero de 2011

Los orígenes del apellido LLORENTE


LLorente, o Lorente, es un apellido que puede trazar sus líneas ancestrales primero en Italia, más precisamente en Florencia, y luego en España, en donde se expandió por Galicia y Castilla, principalmente. El apellido se derivaría del nombre Lorenzo, del latin antiguo «árbol de laurel», y habría honrado a San Lorenzo († 258 AD).

Existen registros del patronímico Llorente del siglo IX, cuando los nobles visigodos se refugiaron en las montañas de Santander, al noroeste de España, más precisamente en Rincón de Soto, La Rioja, como consecuencia de la invasión musulmana. Asturias fue conquistada pero liberada en 722 por el rey Don Pelayo en Covadonga. La zona, convertida entonces en reino, fue el punto de partida de la Reconquista. En 1139, el reino astur fue dividido en dos territorios y la mitad meridional, llamada Portugal, se convirtió en un reino independiente. Allí el apellido devino Lourenco.

Los portadores del nombre también se instalaron en otros países. En Alemania el apellido se transformó en Lorenz o Lorentz ; en Inglaterra, en Lawrence; en Escandinavia, Larsen ; en Italia, Lorenzi, y en Francia, en Laurent o Lorent, Lorend (Bretana), Lorens (Lot-et-Garonne), o Lorenti (Corsica).

Miembros de este linaje probaron su nobleza en la Orden de Carlos III, en 1807 en la persona de don Antonio Llorente y González, caballero de la Orden citada. En 1722 don Jacobo Llorente y Araujo fue proclamado Marqués de Astariz.


En mi familia, la nuera de Ignacio de Baro y Guzmán y mi sexta-abuela era Escolástica LLorente. Ella nació a mediados del siglo XVIII, en Campo de Villavidel, León. Era hija de Francisco LLorente y Micaela Reguero, se casó con Ignacio Baro Benavides, y tuvo, al menos, siete hijos : Ignacio (????), Francisco (1772), María Josefa (1779), Juan (1785), Micaela (1789), Lorenza (1791), y María Jacinta (1797).

Los orígenes del apellido PADIERNA

Perentorio es notar que, en distintas páginas del “Indice de la colección de don Luis de Salazar y Castro”, don Antonio de Vargas-Zúñiga y don Baltasar Cuartero remiten indistintamente, del nombre de Padierna al de Villapadierna y viceversa, debido al empleo común de apellido, nombre de linaje y titulación de nobleza, según momento y lugar. Ya en 1736, una genealogía de Rallol reconoce la ya conocida y molesta redundancia en la forma completa de Padierna de Villapadierna: pues "los Padiernas, de Villapadierna son".

El raro apellido emerge de la diptongación del nombre de Paterno, o Paterna, procedente de tiempo de la ocupación romana de la cultura astur, sumado con el nombre de lugar, y luego linaje, al hecho de presidir una villa en la vieja ruta vadiniense del valle del Esla. El propio rey leonés Ramiro I, que es leyenda que tuvo al buen García Padierna a su lado, entre los bravos campeadores de la batalla de Clavijo, iría a casar con una Paterna, un nombre que en antiguo leonés quedó en Padierna; y por no ser germánico no produce patronímico. Los nombres de pila en la casa iban a ser de tradición goda, como se ve en Violante, Rui, Brianda, Hernán, Grimanesa, Ramiro, Leonor, Felipe, Constanza, Aldonza, Elvira, Gutier o Guntrodona, esto a parte de los Bernardos, clásicos de la casa de Quirós. O bien de la cornisa cántabra y vascuence, como en Mencía, Lope, Hortún, García, Furtado, Nuño o Sancho, con un par de opciones helenas como Tirso y Toribio; sólo a partir del siglo XVII van a ser progresivamente latinos, con Franciscos, Antonios, Luises y Manueles, instaurándose finalmente como clásicos de la casa los de Gabriel, Felipe, Ramiro, María y Juan.

De solar originado en las Asturias de Gijón y el Reino leonés, la casa de Villapadierna desciende en línea recta de los señores del lugar y castillo de su nombre y otros mayorazgos del alto Esla y sus varones han sido adelantados de Tierra de Campos, conquistadores en la laguna de México y el Perú y regidores perpetuos en León, Palencia y Salamanca. Darían su nombre a una aldea montañesa que elevaron a villa, antes de pasearlo siglos después por las arenas de la competición internacional. Han estado o se perdieron en las casas de Quirós, y de la Barca, y fueron Quiñones, Barba y Mendoza, como Pereyra y Prado. Y, entre viajes, auges y bajas, ya en el siglo XIX pararon en otras como Arión, Alcalá-Galiano, Hohenlohe o Cánovas del Castillo, o entrando ya el XX han sido Cavalcanti, Benidoleig, Pardo Bazán o Torre de Cela. Y lo ganado por lo perdido, sumado todo en su historia, como dice el adagio del compilador en uno de los citados papeles genealógicos, vino a ser así que, con más o menos fortuna “al cabo de los Años mil, suele embiar (sic) Dios las Aguas por donde solìan ìr”. Y de ahí que por aquí sigan.

Tractatus de Hispaniorum Nobilitate et exempione. Juan García de Saavedra. Alcalá, 1557

Mi sexta-abuela Ángela Padierna, de Gigosos, León, nacida alrededor de 1770, se casó con Antonio Provecho. Del matromonio nació Micaela Provecho, quien hacia 1820, en Cabreros del Río, León, se casó a su vez con Pedro Getino y tuvo, al menos, seis hijos: Marcela (1820), Miguel (1822), Antonio (1825), Esteban Juan (1828), Micaela (1832), y Josefa (1833).


Fuente: Casa de Padierna

Descendientes de Francisco de Baro y Diez

El tatarabuelo de mi tatarabuelo Francisco de Baro, nacido en Vegaquemada de Boñar, León, el 15 de agosto de 1656, era hijo de Juan de Baro y de María Diez, de Palazuelo de Boñar y de Vegaquemada de Boñar, León, respectivamente.

Vegaquemada de Boñar

Francisco contrajo matrimonio, también en Vegaquemada, el 15 de mayo de 1678 con Catalina (Chatalina) Fernández, y tuvo, al menos, tres hijos: Pedro de Baro, Felipe (Phelipe) de Baro, y Bartolomé de Baro.


Palazuelo de Boñar

Mi sexto-abuelo Pedro se casó con Isabel de Guzmán y se instaló en Cabreros del Río, León. Su hermano Felipe, se mudó a Palacio de Valdellorma, León, en donde murió antes de 1774. Desconozco si dejó descendencia en España, o en algún otro país, como por ejemplo Cuba o México. Y su hermano Bartolomé, que había nacido en Candanedo de Boñar, León, se casó probablemente con Josefa Mendoza y se fue a Lugán (o Luján) de Boñar, León, en donde falleció también antes de 1774.


Candanedo de Boñar

Si este Bartolomé fue quien efectivamente contrajo matrimonio con Josefa, del matrimonio nació, al menos, un hijo llamado Juan de Baro quien, a su vez, el 16 de septiembre de 1723, en Devesa de Boñar, León, se casó con Ana María López.


Palacio de Valdellorma

Juan y Ana María tuvieron un hijo llamado Domingo de Baró que se casó dos veces. Primero, con Petra Sánchez. Y luego, el 6 de febrero de 1675 en Barillos de las Arrimadas, León, con Leonor de Castro del Valle, con quien tuvo cuatro hijos : Domingo, Fermín, Pedro y María.


Lugán de Boñar

¿Alguien tiene más información sobre estás ramas de la familia Baro?

viernes, 31 de diciembre de 2010

Pleito de hidalguía de Miguel de Getino y Alvarez (transcripción)

Mi quinto-abuelo Miguel de Getino y Álvarez nació el 29 de septiembre de 1735 en Valencia Don Juan, León. Era hijo de Diego Getino Mateos y Bárbara Álvarez Prieto. Se casó con Florencia Nava en Cabreros del Río, León, el 14 de febrero de 1757. Del matrimonio nacieron, al menos, dos hijos: Santiago y Juana, que luego se casarían respectivamente con Marcela García, y con Juan Reguero (primero) y con Benito Fernández (cuando enviudó).

A continuación se transcribe su pleito de hidalguía del año 1769:

Miguel de Jettino, vezino de esta villa de Cavreros del Rio, natural y originario, del lugar de Morilla, comprendido en laron, de esta villa de Balenzia [de Don Juan], ante vuestramerced? Parezco y Digo: Que con occasion, de ser como soy hijo legitimo, de Diego de Jettino, y Barvara Alvarez, y Nieto de otro Diego Jettino y Maria Mattheos, vezinos que fueron del expresado Lugar de Morilla y por lo expresado, ser hijodalgo notorio, de sangre por linea recta de varon, por haberlo sido, los otros mi Padre y Avuelo y sus causantes, quienes gozaron dicho estado, en el mencionaldo lugar de Morilla, y otros donde tuvieron sus vecindades, en posesion, fama y comun reputacion sin cosa en contrario, y que siendo lo expresado cierto, asi mismo lo hera, que a Causa, de hallarme, viviendo y residendo, con mi mujer y familia, en la ya citada villa de Cabreros del Rio, y arraigado, con bienes, solicita con el consejo y vecinos de ella, me Diesen, el estado, detal hijodalgo, me correspondia, y que me guardasen, las conceciones y Prerrogativas en la misma forma, que se guardan, y deven guardar, a los hijosdalgo, y se guardaron, a los referidos, mi Padre, Avuelo y sus causantes, en dicho lugar de Morilla, y otros, Y sin embargo de mi arregiada, como justa pretension, por otro consejo y vecinos de Cavreros, se han excusado de ello, por lo que me vi precizado y ocurri, ante los Señores alcaldes de Hijosdalgo, della commna? Y Real cancilleria de Valladolid, y por pedimento, que presencia haciendo relacion de quanto, va hecho merito, y demas que ami, dueño? Convenia, gane, la Real Provision, es con la que a vuestramerced requiero, suyha? Treze de Diziembre, del año proximo pasado y de mil setecientos sesenta y ocho, que se hizo saber y notifico a dicho consejo y vecinos de la citada villa de Cabreros, quienes la obedecieron, y nombraron, por Informantes a Juan Ruvio, y Martin Santos, vecinos de ella, para que practicase, las diligencias en ella prevenidas, y para que estas puedan executar con la formalidad, correspondiente, por informacion de Testigos y Instrumentos, que uno y otro fuesen presentando, y señalado, a vustramerced, pido y suplico, que dandose por requerido con la Real Provison, y Diligencia, de Notificacion, de ella, me reciba Informacion, con citacion, de dichos informantes, de comos soy hijo legitimo y Nieto de los dos Diegos de Jettino, y sus conjuntas y descendientes, de sus causantes, y tambien pido, que con asistencia de dichas informaciones, se Notifique, de los Instrumentos, que por mi fuesen señalado, o manifestado, y tambien, de fes de bautismos y casados, que me sean competentes, que modo, es de esa que pido todo lo necesario. MA? Miguel de Jetino...

Dto. Por presentada con la Real Provision, se hace expreso, con lo que se da su merced, por requerido, por el expreso, del Pedimento precedida, Zitacion de los informantes, nombrados, por el consejo de vecinos, de la villa de Cabreros del Rio, se reciba, la informacion que por esta parte se solicita, y con asistencia, de los mismos Informantes se Identifique, de los Instrumentos que por esta parte se presentasen o señalasen y Evaluado se reservan proveen lo que venga adon en Xon? Lo mando su merced, el ser Licenciado Don Manuel Gill Sombria, abogado de la Real Cancilleria de Valladolid, Alcalde Mayor, de esta villa, de Balencia de don Juan y sus on, por Antemi el essno en ella y Enero veinte y siete de mil setecientos sesenta y nueve años, y lo firmo y firma. Ldo don Manuel Gill y etc...

viernes, 19 de noviembre de 2010

Pleito de hidalguía de Ignacio de Baro y Guzmán


Ignacio de Baro y Guzmán probó su hidalguía en el año 1775. Vecino de Cabreros del Río, pero oriundo de Candanedo de Boñar, León, nació el 26 de agosto de 1709. Era hijo de Pedro de Baro e Isabel de Guzmán, nieto de Francisco de Baro y Catalina Fernández. Se casó con Isidora Benavides, nacida el 15 de mayo de 1737, e hija de Francisco Benavides y Beatriz Gonzalez. Del matrimonio nació el 15 de abril de 1759 otro Ignacio Baro que, años más tarde, se casó Escolástica Llorente, hija de Francisco Llorente y Micaela Reguero, y tuvo un tercer Ignacio Baro.

A continuación se transcribe el juicio de nobleza de Ignacio de Baro y Guzmán, el último del linaje en llevar la partícula "de":

VEINTE MARAVEDIES, AÑO DE MIL SETECIENTOS Y SETENTA Y CUATRO
Ignacio DE BARO vecino del lugar de Cabreros del Río, natural de él y oriundo del lugar de Candanedo del Valle de Boñar, en debida forma ... parezco y digo que a mi .... conviene vecina información: como soy hijo legítimo y de legítimo matrimonio de Pedro DE BARO y de Isabel DE GUZMAN vecinos que fueron de otra villa de Cabreros, y nieto de Francisco DE BARO y Chatalina FERNANDEZ vecinos que fueron de otro lugar, de Candanedo del expresado Pedro DE BARO, mi padre hermano carnal y ...de Bartolomé y Phelippe DE BARO mis tíos que otro Bartolomé fallecido en el lugar de Lugán y Phelippe en el de Palacio de Valdellorma, y asi otro Pedro mi padre como los demás hermanos fueron conocidos en otro lugar por tales y declarados por hijosdalgos. Según que lo eran de sangre de si, sus padres y abuelos y que por olvido, descuido y negligencia de los empadronadores que fueron del lugar de Candanedo no tuvieron a dicho mi padre por estar ausente y ser un pobre huérfano , Según que asi es público y notorio y vecindad que sea otra información. Se me entregue original para los efectos que me convengan, interponiendo acta de validación su autoridad y decreto judicial quando puede y ha lugar en año que asi es de ... la que pido para lo necesario.

Ignacio DE BARO

viernes, 29 de octubre de 2010

Los orígenes del apellido ALVARADO

Numerosas son las teorías sobre los orígenes del apellido Alvarado. En primer lugar, algunos genealogíastas sostienen que es un derivado del nombre propio o de pila Álvaro, asociando la raiz con lo blanco, aunque también con el alba o incluso con una vara o bastón.

Hace ya más de 500 años, cuando el genealogista Lope García de Salazar escribía los veinticinco tomos del libro “Bienandanzas e fortunas...” en la torre donde había sido hecho preso, se creía que el linaje “del Varado”, tenía su origen en Secadura. Allí, un hombre llamado Pero, que tenía su casa allende del río, había construido un puente con unos maderos grandes y dos varas para que se arrimaran los que pasaban y, por aquellas varas, llamaron al lugar El Varado, de donde habrían tomado el apellido sus descendientes. En el escudo primitivo de este linaje no hay referencia a tales “varas” ni al “puente” en cuestión, aunque sí aparecen unas ondas evocadoras del líquido elemento.

Otros cronistas señalan que los orígenes del apellido se remontan a los tiempos de la reconquista, y que procede de ciertos caballeros de origen godo de estirpe real, que combatieron contra los moros en el año 720 del brazo de Don Pelayo a comienzos del siglo VII y se instalaron luego en Secadura, más precisamente en Trasmiera. Estos caballeron llevaban el patronímico germánico Alfward que significa «Consejo de los Elfos».

En todo caso, de Secadura el apellido se fue extendiendo en dos ramas fundamentales, la de Ogarrio y la de Colindres, ambas en Cantabria. Más tarde pasaron a los reinos de Aragón y Castilla, de la rama de Castilla pasan posteriormente a Extremadura, Andalucía y Canarias; y desde estas tres últimas, el salto hacia América.

Son varios los Alvarado ilustres, generalmente relacionados con la conquista y colonización de América. Entre ellos, podemos mencionar a:

* Pedro de Alvarado (1485-1541), conquistador español
* Alonso de Alvarado (1500-1556), conquistador español, sobrino de Pedro
* Gómez de Alvarado (...-1542), conquistador español, hermano de Pedro
* Rudecindo Alvarado (1792-1872), general argentino

Se reconocen varios blasones para el linaje, dependiendo del lugar. Sin embargo, los siguientes dos serían los originarios:


En la siguiente composición, que corresponde a la ejecutorio que dio el 23 de octubre de 1752, el cronista y rey de armas Don Francisco Zazo Rosillo, por orden del rey Don Fernando VI, a favor de Don Pedro Antonio Alvarado Zorlado y Haro, vecino de Adal, (Cantabria); se puede observar en su primer cuartel, las armas que portaron los linajes colindantes al solar originario de los Alvarado: de oro, cinco lises de azur, en punta ondas de agua de plata y azur. Las armas de los cuarteles 2º y 3º, corresponden al linaje Zorlado, que traen su escudo de azur con una torre de plata, acostada de una estrella de oro a cada lado, y bordura de plata con cinco panelas de gules. En el 4º cuartel trae las armas del apellido Haro, que son: escudo de plata, con un árbol de sinople, y dos lobos de sable pasantes, atravesados al tronco, y cebados cada uno de un cordero. Trae por orla, bordura de gules con ocho sotuers de oro.

Soy chozno de Pascuala Alvarado, nacida en Santibañez del Almirante, León, España, circa 1800, y casada con Francisco Rodriguez de Villanofar, León, España. De la pareja nació, en Carbajal de Rueda, León, España, mi tatarabuela, Baltasara Rodriguez quien luego contrajo matrimonio con Pablo Sahilices, nacido en Villapadierna, León, España, en 1826.

Fuentes:
http://www.apellidosdecantabria.com/apellido.php?id=5693
http://personales.mundivia.es/luisan/alvarado.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Alvarado_(apellido)

sábado, 9 de octubre de 2010

Los orígenes del apellido MIGUELEZ

Miguelez, hijo de Miguel, es un antiguo apellido de amplia difusión en León, Asturias, y otras provincias españolas. No se verifican, sin embargo, registros de hidalguía allí. Si en México. Por ejemplo, Pedro Miguelez de Trespalacios, natural del Alles, y casado el 15 de noviembre de 1622 con María Sánchez, probó su nobleza en 1663.

De todas formas, los primeros con el apellido en llegar a América, lo habrían hecho antes. En el Archivo General de Indias aparece Marcos González Miguelez, natural de Villanueva de los Infantes, e hijo de Gonzalo y Constanza, como embarcado con destino a Chile el 15 de enero de 1579.

En mi caso, el familiar más próximo con el apellido Miguelez es mi quinta abuela Lucía, hija de Bartolomé Miguelez y Lucía Carpintero, nacida alrededor de 1725 en la zona de Cabreros del Río, León, y casada hacia 1780 con Miguel Rubio.

viernes, 8 de octubre de 2010

Los orígenes del apellido CASCÓN

Los genealogístas tradicionales sostienen que los apellidos "Casco", "Cascos" y "Cascón" son de origen toponímico, y se corresponderían con tres enunciados distintos de un linaje común, originado en el lugar de Casco, del municipio de Mondariz y provincia de Pontevedra, España.

Los investigadores modernos, en cambio, se inclinan por la versión que considera que el apellido se habría originado en Gascuña, Francia, o en el Valle de Arán, Cataluña, España, en donde todavía hoy se habla el idioma gascón, una variante del occitano, de donde habría surgido el apellido Cascón.

De mi novena abuela María Cascón, nacida hacia el 1600 y casada con Francisco Provecho, no tengo ningún dato. Del matrimonio nació, al menos, una hija, Inés, que el 3 de diciembre de 1652 se casó con Fabián de Jetino, nacido el 28 de enero de 1624 en Villa Verde Torio, León.

jueves, 7 de octubre de 2010

Consulta a otros genealogistas

¿Cómo fue, y en qué momento, que los López de Haro, originarios de La Rioja, titulares del Señorío de Vizcaya en el País Vasco, y una de las familias más nobles y poderosas de España entre los siglos X y XIV, devinieron los Baro, de León?

¿Fue cuando Lope Díaz II de Haro, Cabeza Brava, nacido hacia 1170 y fallecido en 1236, sexto señor de Vizcaya contrajo matrimonio con Urraca Alfonso, hija del rey Don Alfonso IX de León?

¿Fue, en cambio, cuando Lope Díaz V de Haro, El Intruso, nacido a mediados del siglo XXIII y fallecido en 1310, se instaló en Villalba de Losa, cerca de Teza y Villacián, Burgos, más precisamente en la vecindad de lo que en su momento se conoció como Baro, y luego alguno de sus descendientes terminó en León ?

¿Fue acaso cuando Inés de Haro contrajo matrimonio con Pedro Nuñez de Guzmán e Ibañez, Señor de Guzmán, de Aviados, de Toral y, justamente, Señor del Valle del Boñar en León ?

¿Fue, si no, cuando Juan López de Varo, de Ranera, Burgos, casado con María de Palacio hacia el año 1620, y descendiente de los López de Haro, generó un nuevo linaje que fue a instalarse primero en Valladolid y, a continuación, en León?

¿Fue, quizás, cuando María Diaz de Haro, residente en Valencia de Campos (hoy Valencia Don Juan), a fines del siglo XIII se casó con Juan de Castilla el de Tarifa, cuyo hijo, Juan de Haro (n. 1293, f. Toro, León 01/11/1326), fue Señor de Valencia de Campos, señorío que en aquella época incluía Cabreros del Río? Juan de Haro no tuvo descendencia, pero crió a sus sobrinos, Fernando Alonso y Alonso Fernández. El mayor contrajo matrimonio con la hija legítima de Alonso, rey de Portugal, y tuvo tres hijos: Hernando de Valencia, párroco, Alonso de Valencia, y Juan de Valencia, quién se casaría con Beatriz de Acuña (hija de Martín Vázquez de Acuña y Teresa Tellez Girón, quienes edificaron el famoso Castillo de Valencia Don Juan) y tendría entre sus descendientes al famoso escritor Francisco de Quevedo.

¿O fue de una manera completamente diferente?



Agradeceré información, e incluso otras hipótesis, a : mbaro01@yahoo.com